Comprar LEAPS Calls Como Un Sustituto De Las Acciones


Ya te hemos advertido de que no es buena idea empezar comprando opciones a corto plazo out-of-the-money. El método que realmente puede funcionar sin demasiadas complicaciones para los operadores principiantes no es ese, sino el de la compra de opciones a largo plazo o LEAPS.

El objetivo con ello es obtener beneficios similares a los que obtendrías si fueras el titular de las acciones para, al mismo tiempo, limitar los riesgos a los que te enfrentarías si tuvieras las acciones en tu cartera. Sí, las LEAPS calls actúan como una especie de sustituto de las acciones.

¿Qué son los LEAPS?

Entendemos por LEAPS aquellas opciones a largo plazo. Se trata de una sigla que obedece a «Long-Term Equity AnticiPation Securities», por sus siglas en inglés, y que en español podríamos traducir como «títulos de anticipación de acciones a largo plazo». Y no, la «P» de «AnticiPation» no es una errata, por si acaso te lo estás preguntando.

Las opciones con más de 9 meses hasta el vencimiento son las que se consideran LEAPS. Se comportan del mismo modo que otras alternativas, por lo que no dejes que este novedoso término te confunda. Simplemente, quiere decir que son acciones con una amplia «vida útil».

Punto de partida

Para comenzar, elige una acción. Debes utilizar exactamente el mismo proceso que utilizarías si compraras una acción al uso. Analiza los fundamentales de la acción para asegurarte de que es una opción que te interesa.

Ahora, tienes que elegir el precio de ejercicio. Quieres comprar una opción LEAPS calls que esté muy in-the-money. Recuerda que cuando se habla de una opción de compra in-the-money significa que el precio de ejercicio está por debajo del precio de la acción en el momento de llevar a cabo la operación. Una regla general para emplear esta estrategia es la de buscar en el precio de ejercicio que elijas una delta de 0.80 o más.

Recuerda, una delta de 0.80 significa que si la acción sube $1, entonces, en teoría, el precio de tu opción subirá $0.80. Si delta es de 0.90, entonces, si la acción sube $1, en teoría tus opciones subirán $0.90, y así sucesivamente. La delta de cada precio de ejercicio se mostrará en el apartado de Cadena de Opciones.

Como punto de partida, considera una opción de compra LEAPS que esté al menos un 20 % in-the-money respecto al precio de la acción. Por ejemplo, si la acción subyacente cuesta $100, compra una opción call con un precio de ejercicio de $80 o menos. Sin embargo, en el caso de valores especialmente volátiles, es posible que tengas que ir todavía más in-the-money para asegurarte de que obtienes una delta decente.

Cuanto más in-the-money esté, más cara será la opción. Esto se debe a que tendrá más valor intrínseco. Pero el beneficio es que también tendrá un delta más alto. Y cuanto mayor sea la delta, más se comportará tu opción como un sustituto de las acciones.

¡Cuidado!

Debes tener en cuenta que incluso las opciones a largo plazo tienen una fecha de vencimiento. Si las acciones se disparan al día siguiente de la expiración de tu opción, te lamentarás. Además, a medida que se acerca el vencimiento, las opciones pierden su valor a un ritmo cada vez mayor. Por lo tanto, elige siempre con cuidado el marco temporal sobre el que operar.

Por norma, baraja la posibilidad de comprar una opción call que no expire hasta dentro de un año o más. Esto hace que esta estrategia sea adecuada para los inversores a largo plazo. Al fin y al cabo, estamos tratando esta estrategia como una inversión, no como pura especulación.

Elige un número

Ahora que has elegido el precio de ejercicio y el mes de vencimiento, debes decidir cuántas opciones de compra LEAPS vas a adquirir. Por lo general, deberías negociar la misma cantidad de opciones que el número de acciones con el que acostumbras a operar.

Si sueles comprar 100 acciones, compra una opción call. Si suele comprar 200 acciones, compra dos opciones call, y así sucesivamente. No pierdas la cabeza, porque si tus opciones de compra terminan out-of-the-money, podrías perder toda tu inversión.

¡Y ahora a esperar!

Ahora que dispones de tus opciones LEAPS calls, toca ser paciente. Justo como cuando operas con acciones, tienes que tener un precio objetivo predefinido con el que te sentirás lo suficientemente cómodo para cerrar la posición llegado el momento y obtener así ganancias. Obviamente, recurre a herramientas de gestión de riesgo como el stop-loss en caso de que el precio de tu opción u opciones caiga drásticamente.

En el trading, la psicología es clave para el éxito. Sé consistente. Mantente firme. No te dejes llevar por el miedo. Y, además, no dejes que la avaricia te ciegue.


logo chartista

Sobre el autor

Chartista

Chartista es una web de referencia para descubrir el mundo financiero, habla sobre Trading, Inversiones, Cryptomonedas y Opciones

Articulos Recomendados Para Ti...

Como Analizar la Delta de una Posición
Rolling En Una Opcion Short Call Spread
Rolling En Una Opción Put (cash-secured)
Introducción Al Rolling de Opciones