Escribir opciones de compra cubiertas (covered calls)


«Escribir» una opción de compra (vender una call) significa vender a otra persona el derecho a comprar una acción cuya titularidad está en tu poder, a un precio determinado y dentro de un plazo de tiempo específico.

Dado que un contrato de opciones suele representar un conjunto de 100 acciones, para llevar a cabo esta estrategia, debes poseer al menos 100 acciones por cada contrato de compra que pienses vender.

Como resultado de la venta de la opción call, te embolsarás la prima de inmediato. El hecho de que ya poseas las acciones significa que estás cubierto en caso de que el precio de las acciones supere el precio de ejercicio y se asignen las opciones de compra. Simplemente, cederás las acciones que ya posees, lo que te permitirá obtener el beneficio adicional derivado de la subida del precio de la acción.

Pasos para llevar a cabo tu primera covered call

En primer lugar, debes elegir una acción de tu cartera de inversión que haya tenido un buen rendimiento y que estés dispuesto a vender en caso de que se asigne la opción de compra. Evita decantarte por una acción que te guste mucho a largo plazo. De este modo, no te sentirás demasiado desilusionado si tienes que deshacerte de la acción y acabas perdiéndote ganancias adicionales.

Ahora, elige un precio de ejercicio con el que te sientas cómodo para vender la acción. Normalmente, el precio de ejercicio que elijas debe estar out-of-the-money. Esto se explica porque el objetivo es que la acción siga subiendo de precio antes de que tú te veas obligado a desprenderte de ella.

A continuación, elige una fecha de vencimiento para el contrato de opciones. Como punto de partida, puedes considerar 30-45 días a futuro, pero utiliza tu propio criterio, es decir, previamente estudiado. Debes buscar una fecha que proporcione una prima aceptable a la hora de vender la opción de compra al precio de ejercicio estipulado.

Como regla general, algunos inversores consideran que un 2 % del valor de las acciones es una prima aceptable. Recuerda que, con las opciones, el tiempo es dinero. Cuanto más se extiendan en el tiempo, más valdrán. Sin embargo, cuanto mayor sea la franja temporal a futuro, más difícil será predecir lo que puede suceder.

Por otro lado, ten cuidado con trabajar con un valor temporal demasiado alto. Si la prima parece anormalmente alta, suele haber una razón para ello. Comprueba si hay noticias en torno al mercado que puedan estar afectando al precio de la acción, y recuerda que si algo parece demasiado bueno para ser verdad, normalmente no lo es.

Una guía para ejercer opciones de compra cubiertas (4 TIPS PARA ESCRIBIR COVERED CALLS)

Son tres los resultados que pueden derivar de esta estrategia:

Escenario I: El precio de la acción cae

Si el precio de las acciones baja en el momento en que vence la opción, la buena noticia es que la opción de compra expirará sin valor, con lo que conservarás la totalidad de la prima recibida por la venta.

Obviamente, la mala noticia es que el valor de la acción cae. Esta es la naturaleza de una opción de compra cubierta. El riesgo proviene de la posesión de la acción. Sin embargo, el beneficio de la venta de la opción de compra puede ayudar a compensar un poco la pérdida de valor de la acción.

Si el precio de la acción se hunde antes de la fecha de vencimiento de la opción de compra, que no cunda el pánico. No estás bloqueado en tu posición. Aunque las pérdidas se acumulen con la caída de precio de la acción, la opción de compra que has vendido también bajará en valor.

Esto es bueno porque así podrás volver a comprar la opción de compra por menos dinero del que habías recibido al venderla en un primer momento. Si tu perspectiva sobre la acción ha cambiado, puedes cerrar tu posición sin más y volver a comprar el contrato de compra para, luego, deshacerte de la acción.

Escenario II: El precio de la acción se mantiene o se aprecia ligeramente pero sin llegar a alcanzar el precio de ejercicio

En este caso no hay malas noticias. La opción de compra que has vendido expirará sin valor, por lo que te embolsarás toda la prima de la venta. Tal vez registres algunas ganancias con relación a la acción subyacente, que seguirá siendo de tu propiedad.

Escenario III: El precio de la acción supera el precio de ejercicio

Si, al vencimiento, el precio de la acción está por encima del precio de ejercicio, se ejecuta la call que has vendido y tendrás que vender 100 participaciones.

Si el precio de las acciones se dispara después de haberlas vendido, es posible que quieras darte de cabezazos contra la pared, pero no lo hagas. La decisión era consciente: desprenderte de las acciones al precio de ejercicio estipulado; y has conseguido los beneficios máximos potenciales derivados de esta estrategia.

Recapitulación

Muchos inversores utilizan la opción de compra cubierta como primera incursión en el comercio de opciones. Existen algunos riesgos, pero el principal proviene de la titularidad de las acciones, no de la venta de la opción. La venta de la opción solo limita las oportunidades al alza.

Cuando se vende una call cubierta (covered call), se aprovecha el decaimiento temporal de las opciones vendidas. Cada día que el precio de la acción no se mueve, la opción de compra que has vendido perderá valor, lo que te beneficia como vendedor. El decaimiento temporal es un concepto importante.

Mientras el precio de las acciones no alcance el precio de ejercicio, no tendrás que deshacerte de las acciones. Así que, en teoría, puedes repetir esta estrategia indefinidamente sobre la misma porción de acciones. Y con cada opción de compra cubierta que ejecutes, te familiarizarás más con el funcionamiento del trading de opciones.


logo chartista

Sobre el autor

Chartista

Chartista es una web de referencia para descubrir el mundo financiero, habla sobre Trading, Inversiones, Cryptomonedas y Opciones

Articulos Recomendados Para Ti...

Como Analizar la Delta de una Posición
Rolling En Una Opcion Short Call Spread
Rolling En Una Opción Put (cash-secured)
Introducción Al Rolling de Opciones