¿Qué Son Los Dividendos y Cómo Funcionan?


Tanto si eres un inversor activo que se lanza sin red a los vaivenes del mercado como si eres un inversor pasivo que se apoya principalmente en la volatilidad, los dividendos son una de las formas más efectivas de impulsar una cartera de valores.

Independientemente de las fluctuaciones de precio de las acciones vinculadas a los cambios que se producen en el mercado, los dividendos son otra forma de generar un flujo de ingresos derivados de la inversión constantes y estables. Pero, ¿qué son los dividendos y cómo funcionan? Hay muchos tipos de inversiones, así que ¿por qué invertir en acciones con dividendos?

Analicemos si la inversión en dividendos es lo que estás buscando.

¿Qué es un dividendo?

Los dividendos hacen referencia a la parte de los beneficios de una empresa que se paga a los propietarios de acciones que reúnen los requisitos necesarios por acción y que, normalmente, se ofrece a los inversores periódicamente (por ejemplo, trimestralmente).

En otras palabras, por cada acción que poseas de un valor con dividendos, recibirás un pago de dividendos cada vez que se emita uno. Puedes generar ingresos invirtiendo en acciones individuales que pagan dividendos, así como en fondos que pagan dividendos, como muchos fondos de inversión o ETF. Recuerda que, aunque los dividendos pueden desempeñar un papel importante en una cartera diversificada de renta fija, los pagos de dividendos no están garantizados y, en el caso de que se produzcan, estos pueden variar en cuanto al montante.

¿Cómo funcionan los dividendos?

Si posees acciones de empresas que pagan dividendos, puedes recibir pagos en dividendos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todas las empresas los ofrecen. Siempre que la empresa se comprometa a pagar un dividendo de forma continua, recibirás dividendos cada año. Un dividendo ordinario se refiere a un pago programado regularmente por una empresa a sus accionistas.

Así es como funciona: Supongamos que compras 200 acciones de una determinada empresa a un precio de $ 5 cada una, lo que supone un total de $ 1000 invertidos. Cada acción te paga $ 0.50 en dividendos trimestrales. Obtendrías $ 400 en pagos de dividendos a lo largo de un año.

Puedes hacer lo que quieras con tus dividendos, como reinvertirlos en más acciones, o puedes gastar o ahorrar el dinero que recibes.

Tipos de dividendos

Aunque hemos dicho que no todas las empresas pagan dividendos, alrededor de tres cuartas partes de las que conforman el índice S&P 500 lo hacen, y pueden hacerlo de diversas maneras. Veamos cuáles son los tipos de dividendos.

Dividendos en acciones

Los dividendos en acciones son dividendos pagados a través de acciones adicionales de una empresa, es decir, la empresa otorga acciones extras.

Dividendos en efectivo

No hay mucho misterio. Son los dividendos más populares y, como su propio nombre indica, ¡se pagan en efectivo! El dinero suele depositarse directamente en tu cuenta de inversión, donde puedes retirarlo o reinvertirlo.

Dividendos especiales

A diferencia de los dividendos ordinarios, los dividendos especiales no se pagan de forma recurrente. Las empresas pueden emitirlos individualmente junto con los dividendos ordinarios. Estos pagos extraordinarios para los accionistas al uso suelen ser mayores y normalmente se producen cuando una empresa ha presentado con cierta cercanía temporal unos beneficios excepcionalmente elevados, o ha registrado ganancias inesperadas a través de una venta o cualquier otro acontecimiento. Es decir, se trata de un pago de bonificación.

Si posees acciones preferentes, los dividendos funcionan de forma un poco diferente. Las acciones preferentes con dividendos funcionan de forma similar a los bonos. Emiten pagos de dividendos periódicos de cuantía fija, lo que significa que los inversores saben cuánto ganarán en ingresos por dividendos cada año. Si una empresa distribuye el exceso de beneficios a través de dividendos, los propietarios de acciones preferentes reciben los pagos primero, antes que los accionistas comunes.

Dividendos de propiedad

Un dividendo de propiedad significa que una empresa te da una propiedad en lugar de efectivo o equivalentes de efectivo. Por ejemplo, una empresa puede entregarte bienes inmuebles u otros activos físicos.

Dividendos en liquidación

Cuando una empresa que paga dividendos está cerrando o liquidando parcialmente, puede optar por distribuir efectivo u otros activos entre sus accionistas. Esto se denomina dividendo de liquidación.

Scrip dividends

Un scrip dividend se refiere a una empresa que da a sus accionistas la opción de recibir un dividendo en efectivo o en acciones de la empresa. Tú decides qué prefieres: ¿Recibir un dividendo en efectivo o más acciones de la empresa? Es una buena idea tener esto en mente para poder tomar la decisión correcta en función de tus objetivos individuales.

Cuatro fechas importantes con relación a los dividendos

En el caso de los dividendos, hay cuatro fechas principales que hay que conocer: la fecha de declaración, la fecha exdividendo, la fecha de registro y la fecha de pago. Vamos a repasarlas en detalle.

Fecha de declaración

La fecha de declaración o fecha de anuncio es fácil de entender. Se trata de la fecha en la que el consejo de administración de una empresa autoriza, o declara, los pagos de dividendos que se destinarán a los accionistas.

Las empresas tienen que prestar atención a un amplio número de factores antes de elegir la fecha de pago de dividendos que se destinará a los accionistas, incluidos los beneficios retenidos, que son los beneficios históricos obtenidos por una empresa menos los dividendos que haya pagado en el pasado.

Fecha exdividendo

La fecha exdividendo, o exfecha, es muy importante para los accionistas, ya que determina quién tiene derecho a recibir dividendos. Si posees una acción en la fecha ex, estás cualificado para recibir el pago. Pero si compras una acción con dividendos en la fecha ex o después de esta, no podrás recibir el pago de dividendos. Y si eres el titular de la acción en la fecha de salida pero la vendes antes de la fecha de pago, seguirás recibiendo el dividendo correspondiente.

Fecha de registro

La fecha de registro se refiere a la fecha final en la que debes figurar en los libros de una empresa como accionista para recibir el dividendo pertinente. La empresa establece esta fecha como la última en la que los accionistas pueden recibir un próximo reparto de dividendos.

Fecha de pago

A la mayoría de los accionistas, probablemente les guste más esta fecha: La fecha de pago señala la fecha en la que los accionistas elegibles recibirán el pago de las empresas en forma de dividendos.

¿Cómo se determinan los dividendos y con qué frecuencia se pagan?

Corresponde al consejo de administración de una empresa decidir la cuantía, el momento y la frecuencia del pago de dividendos. Los consejos de administración desarrollan políticas de pago de dividendos basadas en factores como el crecimiento previsto, la estabilidad de los ingresos, las oportunidades de reinversión y las políticas de los competidores.

Las empresas suelen optar por repartir dividendos de forma mensual, trimestral o anual. Después de que el consejo de administración apruebe el reparto de dividendos, las empresas anuncian el dividendo, su importe, la fecha exdividendo y la fecha de pago a los accionistas en la fecha de declaración. Los accionistas deben aprobar todo esto antes de que se puedan realizar los pagos.

¿Por qué las empresas pagan dividendos?

Los dividendos pueden ayudar a las empresas a crear confianza entre los accionistas, ya que son una señal de buena salud financiera. Los dividendos demuestran que la empresa tiene medios más que suficientes para compartir los beneficios con los inversores en lugar de tener que volver a invertir el dinero en el negocio. Las empresas bien establecidas son más propensas a pagar dividendos que las menos maduras y de alto crecimiento (como las startups), pues estas dependen enormemente de la reinversión del capital.

¿Por qué invertir en acciones con dividendos?

Aunque algunos piensan que los dividendos son una forma de que los jubilados utilicen el mercado como fuente de ingresos, las acciones con dividendos también pueden ser un activo que cualquier inversor puede considerar como parte de una cartera diversificada. Aunque el pago de dividendos no está garantizado, ya que, en última instancia, depende de la empresa, los dividendos pueden ser una forma adicional de obtener beneficios en el mercado de valores además de depender de las ganancias de capital, ya que los dividendos pueden reinvertirse manualmente o a través de un programa de reinversión de dividendos (DRIP).

Cómo evaluar los dividendos

Antes de invertir en acciones, un fondo de inversión o un ETF que pague dividendos, conviene valorar múltiples aspectos:

  • Historial de dividendos. Debes comenzar por tener claro cuánto tiempo lleva una empresa repartiendo dividendos y si la cantidad por acción ha aumentado con el tiempo -un signo de fortaleza financiera- mediante la revisión de la métrica del dividendo por acción (DPS).

Consejo profesional: Busca Aristócratas del dividendo, o aquellos valores que han aumentado los dividendos durante 25 o más años consecutivos. Esto podría indicar una sólida situación financiera, algo que sugiere que es más probable que sigan pagando dividendos regularmente (y en aumento) a medio y largo plazo.

  • Rendimiento de los dividendos. Se trata de una métrica utilizada para comparar varios valores con dividendos. Indica cuánto paga una empresa en dividendos con relación al precio de sus acciones. Se pondera porcentualmente.

Se calcula dividiendo el dividendo anual entre el precio. Aunque las altas rentabilidades de los dividendos (4 % o más) pueden parecer atractivas, es una buena idea investigar más los valores con estas rentabilidades, ya que pueden no ser sostenibles.

  • Ratio de reparto de dividendos. Esta cifra indica el porcentaje de los beneficios de una empresa que se paga a los accionistas. Si una empresa paga cerca del 100 % de sus beneficios, es probable que su dividendo sea insostenible en el tiempo y no pueda soportar un año financiero difícil. Los ratios de reparto del 80 % o inferiores suelen ser más sostenibles a largo plazo.
  • Tipo impositivo de los dividendos. El tipo impositivo cualificado es del 0 %, del 15 % o del 20 %, dependiendo de tu renta imponible y de tu estado civil. Presta atención a los impuestos sobre los ingresos no ganados, los dividendos cualificados, las ganancias de capital y la relación financiera de las acciones de dividendos en lo relativo a tus objetivos, tolerancia al riesgo y horizonte temporal.

Divide y vencerás

Cuando el mercado bursátil experimenta momentos de incertidumbre o alta volatilidad, los dividendos pueden ser una fuente adicional de ingresos más que interesante. Aunque nunca están garantizados, los pagos de dividendos en efectivo o en acciones pueden ayudar a mantener a flote tu cartera y proporcionarte más capital para invertirlo o utilizarlo como desees.


logo chartista

Sobre el autor

Chartista

Chartista es una web de referencia para descubrir el mundo financiero, habla sobre Trading, Inversiones, Cryptomonedas y Opciones

Articulos Recomendados Para Ti...

Tipos de Ordenes
¿Qué es un Fondo Mutuo?
Los Mejores Fondos Indexados