¿Qué es el Ejercicio y la Asignación Temprana en Opciones?


El ejercicio anticipado o temprano se produce cuando el titular de una opción de compra o put ejerce sus derechos contractuales antes del vencimiento. Como resultado de ello, se asignará un vendedor de la opción, por lo que las acciones cambiarán de manos (no siendo siempre agradable el resultado para quien se tiene que deshacer de sus participaciones). Es importante señalar que al hablar de ejercicio y asignación tempranas nos referimos únicamente a las opciones sobre acciones «al estilo americano».

Estar obligado a comprar o vender acciones antes de lo previsto originalmente puede afectar al riesgo o a la recompensa potenciales de tu posición global y, de este modo, convertirse en un auténtico dolor de cabeza.

Aunque lo más probable es que, si vendes opciones -ya sea una posición simple o como parte de una estrategia más compleja-, tarde o temprano te verás afectado por una asignación anticipada inesperada (es ley de vida). Muchos operadores jamás contemplan esta posibilidad y, cuando esto sucede, se desmoronan como un castillo de naipes.

Las estrategias que más pueden verse afectadas por una asignación anticipada suelen ser las estrategias multi-leg, como los short spreadsbutterflieslong calendar spreads y diagonal spreads. Las dos últimas estrategias pueden perjudicarte enormemente de darse una asignación anticipada, ya que en ellas se trabaja con múltiples fechas de vencimiento.

En la mayoría de los casos, es una mala idea que los propietarios de las opciones ejerzan sus derechos antes de tiempo. Sin embargo, hay algunos escenarios en los que el ejercicio temprano tiene todo el sentido del mundo.

Como vendedor de opciones, corres el riesgo de tener que afrontar una asignación anticipada en cualquier momento. Y es imposible predecir si el propietario de una opción ejercerá su derecho o no de forma temprana, ya que este no tiene por qué comportarse en función de la lógica.

Por ello, entender los pros y los contras del ejercicio anticipado puede hacerte más consciente de los riesgos y de cómo afrontarlos.

La probabilidad de que una opción en corto se asigne anticipadamente depende de si la opción que has vendido es una opción de compra o put. Así que examinemos cada una de estas posibilidades por separado.

Tres razones para no ejercer la asignación temprana con opciones call

1- Limita tu riesgo

Si posees una opción de compra, el riesgo se limita a la cantidad que has pagado por la opción incluso si el precio de la acción cae a cero. Pero si eres el titular de 100 acciones y el precio de estas se hunde por completo, te quedarás con las manos vacías.

Si tu opción de compra está in-the-money antes del vencimiento, no tiene mucho sentido ejercerla. Esto se debe a que puedes ser parte de las ganancias sin asumir la desventaja que conlleva ser el titular de las acciones.

Si ejerces tu opción de compra in-the-money anticipadamente y compras las acciones, pero su precio cae antes del vencimiento por debajo del precio de ejercicio, el problema que afrontarás será grave. En este caso, podrías haber dejado que la opción expirara sin valor y haber comprado las acciones a un precio inferior en el mercado abierto.

2- Protege tu dinero

Si ejerces una opción de compra antes de tiempo y compras las acciones, gastarás dinero en efectivo antes en lugar de después. Ya sabes cuánto vas a pagar por las acciones, es decir, el precio de ejercicio de la opción de compra.

Así que, ¿por qué no mantener el efectivo en tu cuenta generando intereses durante el mayor tiempo posible antes de pagar por esas acciones? Los inversores disciplinados buscan todas las oportunidades para conseguir la máxima rentabilidad con sus activos, y este método es una completa obviedad.

3- No desdeñes el valor temporal

Al ejercer una opción de compra temprana, puedes estar dejando dinero sobre la mesa en forma de valor temporal que queda en el precio de la opción. Si hay valor temporal, la opción de compra se negociará por un importe superior al de la opción in-the-money.

Por lo tanto, si quieres poseer las acciones inmediatamente, podrías simplemente vender la opción de compra y luego utilizar los beneficios para la compra de las acciones. Teniendo en cuenta el valor temporal adicional, el coste total que pagarás por las acciones será menor que el derivado de haber ejercido la opción de compra directamente.

La excepción que justifica ejercer la opción de compra temprana: Dividendos

La excepción a estos tres escenarios se produce cuando las acciones están vinculadas a dividendos. Los compradores de la opción de compra no tienen derecho al pago de dividendos, por lo que si deseas recibirlos, debes ejercer la opción de compra in-the-money y convertirte en propietario de las acciones.

Si el importe del próximo dividendo es mayor que el valor temporal restante en el precio de la opción de compra, podría tener sentido ejercer la opción. Pero tienes que hacerlo antes de la fecha ex-dividendo.

Por lo tanto, ten siempre en cuenta los dividendos cuando hayas vendido un contrato de compra, especialmente si la fecha de ex-dividendo se produce cerca del vencimiento, la opción de compra está in-the-money y el dividendo es relativamente grande.

Las opciones put presentan un mayor riesgo de asignación anticipada, ya que el valor temporal se torna insignificante

En el caso de las opciones put, cambian las reglas del juego.

Cuando ejerces una opción put , estás vendiendo acciones y recibiendo dinero en efectivo. Por lo tanto, puede ser tentador obtener dinero en efectivo ya en lugar de esperar para obtenerlo más tarde. Sin embargo, una vez más hay que tener en cuenta el valor temporal en la ecuación.

Si posees una opción put y deseas vender las acciones antes de su vencimiento, suele ser una buena idea vender primero la opción put y, luego, vender de inmediato las acciones. De este modo, te aprovecharás del valor temporal de la opción put junto con el valor de la acción.

Sin embargo, a medida que se aproxima el vencimiento y el valor temporal merma, el ejercicio anticipado se vuelve más atractivo. Ello se debe a que, al ejercer tu opción, puedes lograr tu objetivo en una sola transacción sin más complicaciones.

Si has vendido una opción put, recuerda que, cuanto menor sea el valor temporal del precio de la opción a medida que se acerque el vencimiento, mayor será el riesgo de asignación anticipada. Por lo tanto, vigila de cerca el valor temporal vinculado a tus opciones put en corto y traza un plan por si se produce una asignación temprana.

Dividendos como elemento disuasorio del ejercicio anticipado de la opción Put

A diferencia de las opciones de compra, la proximidad de la fecha de ex-dividendo puede ser un factor disuasorio para el ejercicio anticipado de las opciones put. Al ejercer la opción put, el propietario recibirá dinero en efectivo de forma inmediata.

Sin embargo, esto creará una venta en corto de acciones si el propietario de la opción put no estaba de primeras en largo respecto a la acción involucrada. Por lo tanto, ejercer una opción put el día antes de una fecha ex-dividendo significa que el propietario de la opción put tendrá que pagar el dividendo.

Debido a ello, si has vendido una opción put, esto significa que puedes afrontar una menor probabilidad de asignación temprana, pero solo hasta que la fecha ex-dividendo haya pasado.

Qué hacer ante una asignación temprana en una opción en corto respecto a una estrategia multi-leg

La asignación temprana de una opción en corto en una estrategia multi-leg puede trastocar tus objetivos seriamente. Si esto ocurre, no hay una regla concreta sobre qué hacer. A veces, querrás ejercer cualquier opción en largo y, otras, simplemente querrás cerrar toda posición. Sea como fuere, siempre es buena idea tener cerca del ordenador un tarro de propinas por palabrota, al menos, por si acaso.

Opciones de estilo americano vs. estilo europeo

Cuando se trata de ejercer y asignar, hay dos estilos de opciones: el estilo europeo y el estilo americano. Pero que no te confundan los nombres. No tienen nada que ver con el lugar donde se negocian las opciones.

De hecho, tanto las opciones de estilo americano como las de estilo europeo se negocian en las bolsas de Estados Unidos. Los diferentes estilos se refieren simplemente al momento en que las opciones pueden ejercerse y asignarse.

pan - chartistaLas opciones de estilo americano se pueden ejercer por parte del propietario en cualquier momento antes de la expiración. Debido a ello, el vendedor de una opción de estilo americano puede ser asignado en cualquier momento antes del vencimiento.

En el momento de redactar este contenido, todas las opciones sobre acciones eran contratos de tipo americano. Y, en general, las opciones basadas en fondos cotizados (ETF) son también contratos de tipo americano.

pan-frances - chartistaLas opciones de estilo europeo solo pueden ejercerse al vencimiento, por lo que, hasta ese momento, el vendedor no tiene que preocuparse de una asignación. La mayoría de las opciones sobre índices son de tipo europeo.

Antes de establecer una posición, es fundamental saber si las opciones con las que vas a operar son de tipo americano o europeo. De esta forma, podrás determinar si el ejercicio o la asignación temprana es una posibilidad real.

Ten en cuenta que cualquiera de los dos tipos de opciones puede comprarse o venderse para cerrar tu posición en el mercado en cualquier momento de la vida del contrato.


logo chartista

Sobre el autor

Chartista

Chartista es una web de referencia para descubrir el mundo financiero, habla sobre Trading, Inversiones, Cryptomonedas y Opciones

Articulos Recomendados Para Ti...

Como Analizar la Delta de una Posición
Rolling En Una Opcion Short Call Spread
Rolling En Una Opción Put (cash-secured)
Introducción Al Rolling de Opciones